Publicado el Deja un comentario

Te lo hemos prometido y lo hemos cumplido:

¡Ya estamos aquí con actividades superchulas!

Si quieres que alguna de estas actividades lleguen hasta tu colegio, centro cultural o biblioteca, solo tienes que decirlo.

Si quieres que alguna de estas actividades lleguen hasta tu colegio, centro cultural o biblioteca, solo tienes que decirlo.

Para registrarte u obtener más información, contacta con nosotros de la forma que te sea más cómoda:

E-mail:   [email protected]

Móvil:    665802287 – Lydia    /    648164763 – Marian

Desde el menú: Contacto

 

Publicado el Deja un comentario

Ya está aquí: Graciosa como un mono

Abigail es una niña muy simpática, que le encanta imitar a los monos.

En esta aventura Abigail descubrirá cosas tan importantes, como el significado de hacerse mayor.

También aprenderá que no hay que disimular estar feliz, cuando en realidad estás triste y que las amigas hacen cosas tan increíbles por ti, como devolverte la sonrisa.

En este cuento aprenderemos cosas curiosas acerca de los monos, tales como que, a los chimpancés les encanta estar cómodos y se hacen almohadas con las hojas de los árboles.

 

Este cuento es el tercero de la colección: Aprendemos juntos.

Otros cuentos de la colección publicados son: ¡Qué susto!, La amistad de un burro.

Es una colección de cuentos escritos en especial para los niños y niñas de primer ciclo de primaria. Les mostramos a los peques de manera divertida, como resolver conflictos habituales que surgen en el entorno escolar y familiar. Le damos mucha importancia a la amistad y a la empatía social. Un niño feliz, es un niño que sabe cómo enfrentarse con optimismo a su día a día.

Publicado el Deja un comentario

¿Cuántas veces has nacido?

¿Qué es nacer? Se puede nacer de muchas maneras y nacer muchísimas veces. Cada vez que algo en tu vida cobra un nuevo sentido, cada vez que lo inesperado llama a tu puerta. Se puede nacer cuando decides que salir por una ventana es mucho más divertido. Cuando dejas de caminar en el sentido de las agujas del reloj y abandonas la circunferencia para crear un eclipse.

Me encantaría nacer una y otra vez, pero nacer feliz.

Esta es la historia de dos emprendedoras que se reinventaron. Y no por culpa de la crisis, sino gracias a ella.

El agotamiento por la escasez laboral, cinco años estudiando psicología, dedicados a un futuro que se estanca tras puertas cerradas. Y es que, ‘no hay trabajo’. Donde dejar esa energía que les mueve, los deseos de ser útil, de abrirse camino, esa ambición por la excelencia. ¿Cómo se apacigua la energía y las ganas de hacer?

La derrota nunca fue una opción para estas jóvenes emprendedoras.

Nunca se levantaron, porque nunca se cayeron. Empezaron como tantos otros, de voluntarios donde y como podían. Se llenaron de gratitud y experiencia, pero no de un sueldo del que vivir. Dos años estuvieron colaborando en una fundación, que trabaja con niños con trastornos del espectro autista.

Estas dos jóvenes: malagueña y gaditana, necesitaron solo una idea, una buena idea en la que nadie había pensado antes. Y crearon la empresa Divexa, donde desarrollan y potencian al máximo las habilidades y fortalezas de los niños especiales: con trastorno por déficit de atención con/sin hiperactividad, altas capacidades intelectuales, trastorno espectro autista, síndrome DOWN. La diferencia es que lo hacen mediante un trato personal, esa es su fortaleza, se desplazan hasta la misma casa del niño, en un entorno conocido y cómodo para él. De ahí, su singularidad. Es un encuentro de tú a tú.

Es imprescindible que el profesorado esté preparado para conseguir que todos los niños se sienta bien. Divexa, también imparte talleres al profesorado, para que este siga manteniendo su profesionalidad y calidad de enseñanza, también en situaciones especiales.

En todos los colegios, hay niños con problemas comunes. Hablo de: acoso escolar, trastornos alimenticios, manejo de la ansiedad, … los centros, en general, no están preparados para combatir de una forma óptima y sin que el alumno salga perjudicado, este tipo de problemas.

Y aquí es donde volvemos a nuestras dos jóvenes, que de pronto se ven tan necesarias. Ellas con su conocimiento y experiencia, imparten en los centros escolares, talleres y cursos para enseñar a alumnos y profesores a combatir estos obstáculos, que pueden llegar a ser una carga importante para el niño, el colegio y la sociedad.

La misma línea siguen al impartir talleres de técnicas de estudio, enfocándose en lo más importante para ellas: que el alumno vaya hacia adelante.

Una de sus últimas colaboraciones fue en la asociación Autismo sur, en un taller de ocio inclusivo con los niños de respiro familiar.

Cuando a ellas les preguntas ¿Os gustaría colaborar? Ya tienen un sí preparado. Como hicieron cuando les pedí que colaboraran con mi línea de Cuentos Educativos-Infantiles, (‘Quejoncete y Soñador’, ‘¡Qué susto!’,…).

Hay personas que llevan la profesión en el alma. Estas dos jóvenes, son un ejemplo de ello. Lo demuestran día a día implicándose en mejorar la sociedad de una forma voluntaria y generosa. Ahora, ellas abren puertas, que otros en su lugar habrían cerrado.

Tania y María José, emergieron de sus cenizas, como el fénix, de un: ‘ya no puedo caer más bajo’, en un país en declive. Y ahora se dedican a lo que más les gusta hacer en la vida: ayudar.

Estas jóvenes psicólogas volvieron a nacer con este proyecto, pero también vuelven a nacer los niños a los que tratan. De pronto, aprender, se reduce a la forma correcta de trasmitir… qué bien se siente uno cuando le entienden…

Volver al “blog”